Blog

10 razones para estudiar francés en Montpellier

Montpellier es una ciudad vibrante y llena de vida. Su contraste entre el centro histórico y las áreas modernas hace de la ciudad una urbe cosmopolita que, para más puntos a su favor, está a menos de 20 minutos del mar. Por eso y más aquí te contamos por qué es tu destino perfecto para estudiar francés.

1- Clima mediterráneo

Gracias a su cercanía al mar mediterráneo cuenta con un clima templado, con al menos 300 días de sol al año, donde la temperatura media anual es de 14°C. Todo esto hace que la ciudad sea una de las preferidas para escapar del frío europeo.

2- Facilidad para moverse

La red de transporte local es súper completa. La ciudad está conectada por tranvía y buses que tienen servicio durante todo el año. Además, gracias a su tamaño es muy fácil moverse a pie o en bicicleta.

3- Cuidad universitaria

Es una de las metrópolis universitarias más importantes del país, por lo cual hay mucha gente joven y siempre hay actividades. Además, si tu idea es extender tu estadía para cursar estudios superiores aquí tendrás el campus perfecto. Otro punto a sumar es que al ser una ciudad estudiantil es mucho más económica que otras.

4- Diversidad de restaurantes y cafés

Hay tantas opciones para salir a tomar algo con los amigos que necesitarán siempre buscar una excusa. Es increíble la cantidad de restaurantes, bares y cafés que se esconden entre las callejuelas de la ciudad. Lugares perfectos para descubrir la gastronomía francesa, los vinos de la región y la vida nocturna.

5- Actividades gratis

En esta ciudad, que nunca descansa, hay un cronograma lleno de cosas para hacer todos los días del año y lo mejor de todo es que muchas son totalmente gratuitas. Desde la entrada a algunos museos, al zoológico, a exposiciones fotográficas o hasta a conciertos musicales.

6- Destinos cercanos

Uno de las maravillas de la ciudad es que tiene muy cerca diversos pueblos medievales o costeros que hacen que siempre haya un plan para descubrir sitios nuevos. Pasando por el puerto pesquero de Sète o por los senderos del Camino de Santiago en Saint Guilhem le Desert, siempre habrá un paseo que hacer para visitar lugares increíbles y sin ir muy lejos.

7- Cercanía a la playa

El mar se encuentra a tan solo 11 kilómetros de la ciudad y es de fácil acceso en bus o bicicleta. Lugares como Palavas-Les-Flots, Carnon o La Grande Motte son solo algunos de los preferidos para sacar provecho en la playa del clima mediterráneo que ofrece Montpellier.

8- Espacios naturales

Hay gran cantidad de espacios verdes en la ciudad y muy cerca de ella. Parques, zoológicos, jardines botánicos y montañas son opciones de primera para pasar tiempo al aire libre, sobre todo en las épocas de primavera y verano.

9- Accesibilidad

Llegar a la ciudad es muy fácil. Está conectada con grandes metrópolis de Francia por vía ferroviaria – es posible estar en París en menos de cuatro horas con el tren de alta velocidad- y con capitales europeas por su aeropuerto internacional. También hay una gran cantidad de buses que llegan de lugares cercanos o de otros países -ciudades como Lyon, Marsella, Toulouse o Barcelona se encuentran a menos de cuatro horas por vía terrestre.

10- Cultura

La ciudad está llena de museos, exposiciones de arte, conciertos musicales e historia. Hay tanto por hacer y por descubrir en áreas tan diversas que es difícil que alguien no sea complacido. Solo es necesario llegar con muchas ganas de descubrir todo lo que Montpellier tiene para ofrecer.

Estudiar francés en Montpellier

Quieres más información sobre nuestros cursos en Montpellier?

Menú