Blog

Verano en IEF: Entrevista con Paloma

Verano, esa época única y especial con la que todos soñamos. Parece que nunca nos cansaremos de él y es que en el fondo quisiésemos vivir en un verano eterno pero quizás dejaría de ser entonces tan llamativo. Por eso no queda más que disfrutar al máximo esos tres meses al año, en vez de quedarnos en casa dejando pasar los buenos momentos. Y qué mejor idea que hacer una escapada lingüística para sacar al máximo el provecho de los días de calor. Hoy Paloma, estudiante española que nos visitó durante seis semanas, nos cuenta sobre su experiencia veraniega en IEF. Aprovechad y tomad nota, para que el verano que viene seáis vosotros quiénes tengáis mucho que contar.

¿Por qué hacer una estancia lingüística durante el verano?

A mí me encanta viajar y el verano pasado tuve la oportunidad de mejorar mi inglés haciendo una estancia lingüística en Irlanda y como la experiencia fue genial decidí repetir. En el verano encuentras a muchísima gente que al tener más tiempo libre puede hacer este tipo de viajes y para mí es genial.

Entrevista a Paloma

¿Por qué elegiste estudiar francés?

Creo que ya tenía dos idiomas muy importantes como lo son el español y el inglés, pero pienso que un tercer idioma hace la diferencia en el momento de desenvolverse en el tema laboral. Además, me gustaría hacer mi Erasmus en Francia, por lo cual francés era el idioma apropiado.

¿Cómo llegaste a Montpellier?

Bueno, cuando hice mi proceso para ir a Irlanda lo logré de la mano de una agencia y esta vez repetí con ellos. Aunque me ofrecían muchas opciones y estuve dudando entre dos, al final me decidí por Montpellier por el hecho de estar cercana al mar y porque muchos amigos me habían dicho que era un lugar lleno de gente joven y muy abierta, con muchas actividades y un excelente ambiente veraniego.

¿Qué tal tu experiencia en IEF?

Ha sido una súper experiencia. Los profesores son un encanto y estuvieron siempre muy pendientes de mí, de mi aprendizaje y de ayudarme con cualquier cosa necesaria. Además, cuando yo llegué a Francia me costaba hablar, me daba algo de pena y con los cursos avancé muchísimo. Logré subir de nivel rápidamente y me pareció que el método de enseñanza de la escuela es genial.

¿Te gustó la ciudad?

Montpellier me encantó, tanto que estoy considerando hacer allí mi Erasmus. Me gustó mucho todo, la cantidad de bares, las esplanades, sus callecitas, la gran cultura de la ciudad, porque encuentras a mucha gente que canta, baila o pinta en los espacios abiertos, y muchas cosas más. Yo estaba totalmente encantada, tanto que me dio pena tener que irme.

¿Cuáles eran tus planes favoritos en la ciudad?

Me encantaba pasar el día en Montpellier porque siempre había cosas qué hacer. Mi plan preferido, sin duda, era ir al Parc de Peyrou y hacer el aperitivo allí entre amigos. Además, los estivales me parecieron maravillosos, asistí a todos mientras estuve allí, sin olvidar que pude ir a muchos festivales veraniegos que daban un súper ambiente a la ciudad. Y aunque están a las afueras de Montpellier, me encantó conocer Avignon y tener la suerte de estar allí en las mismas fechas del festival de teatro de la ciudad porque en la calle encontrábamos paradas teatrales y muchas actividades culturales.

Entrevista a Paloma

¿Qué consejo le das a los estudiantes para que tengan una estancia única?

Que se abran a la gente y se animen a hacer amigos fuera de la escuela, sobre todo nativos. A mí me encantó que con mi grupo de amigos del colegio hicimos un nuevo grupo con gente francesa lo que nos permitió practicar el idioma y, además, conocer cosas que no conocerías si no te involucras con la gente del lugar.

¡Diviértete en Montpellier mientras aprendes francés!

Menú